DEPORTES ACUÁTICOS

Ona Carbonell: de medalla en medalla, hacia la leyenda

Durante su participación en los Mundiales de Budapest, Ona Carbonell se destapó como leyenda de la natación sincronizada al igualar a Gemma Mengual.

Durante su participación en los Mundiales de Budapest, Ona Carbonell se destapó como leyenda de la natación sincronizada española al igualar la plusmarca de Gemma Mengual

Con las dos platas conseguidas en el solo técnico y en el solo libre en la ciudad húngara, alcanzó las veinte preseas de la también Gemma Mengual en competiciones mundialistas. Eso hace merecedora a Ona Carbonell de un lugar preeminente en la historia de la natación sincronizada.

A esas veinte medallas logradas en Campeonatos del Mundo de categoría absoluta, la barcelonesa agrega su éxito como júnior en la cita mundialista de 2008. En aquel año olímpico, consiguió una inédita presea de bronce, destapándose como una de las firmes apuestas de futuro de la disciplina en España.

Solo nueve años después, el historial de Ona Carbonell -doble medallista olímpica- hace de ella una deportista legendaria. Sus veinte éxitos en categoría absoluta se reparten en diez años. Ese es el tiempo que transcurre desde las dos primeras medallas (de plata y de bronce) logradas junto al equipo en las rutinas técnica y libre de la cita mundialista de 2007.

La progresión fue meteórica en los Mundiales siguientes. Pisó tres veces el podio en 2009, cuatro en 2011 y siete en 2013, en un certamen celebrado en Barcelona. En 2015 llegó su confirmación como una de las mejores solistas del mundo, con una plata en la modalidad de solo libre y un bronce en solo técnico.

Ona Carbonell: “En este Mundial he salido a ganar”

Sus prestaciones fueron mejores en Budapest. Fue subcampeona en la rutina técnica y en la libre, aunque este último ejercicio -coreografiado en base a la canción de ‘Padam’, de la francesa Edith Piaf pero versionada por Ute Lemper– se fue hasta los 95,0333 puntos.

“Ha sido muy emocionante porque me he quedado más cerca que nunca del oro. Pensaba que era posible, sabía que era muy difícil, pero me he quedado a solo un puntito, nunca he estado tan cerca”, dijo Ona Carbonell tras el ejercicio. La rusa Svetlana Kolesnichenko (96,1333) fue quien mereció el oro mientras que la ucraniana Anna Voloshyna (93,3000) debió conformarse con el bronce.

“En este Mundial he salido a ganar. Lo he dado todo y estoy muy satisfecha”, comentó la catalana, emocionada al término de su actuación, al igual que sus entrenadoras Esther Jaumà y Virginie Dedieu. “Nos hemos emocionado mucho porque había mucha presión. Nunca había luchado por el oro”, explicó Ona Carbonell.

Ambiciosa, se ve luchando próximamente por el primer puesto. “Estoy a un solo punto y tanto en el técnico como en el libre he ganado a la rusa en algunos parámetros de la competición”, subrayó.

Lo más visto

Deporteymujer.com es un sitio web especializado en información sobre deporte femenino.

EMAIL info@deporteymujer.com

Copyright © 2016 | Deporte y Mujer

To Top